El robot ASIMO dirige la Orquesta Sinfónica de Detroit

16 mayo 2008

¿Puede una máquina sin sensibilidad musical dirigir una orquesta como si fuera Karajan? La respuesta es sí y sucedió el martes pasado con la Sinfónica de Detroit.

El robot ASIMO dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Detroit

Se trata de ASIMO, un androide de metro y medio de alto fabricado por la empresa japonesa Honda. Pertenece a la generación más avanzada con mayor capacidad de movimientos que otros robots de su generación.

Tras saludar al público y luego a los músicos con voz infantil empezó a realizar los gestos a los que había sido programado. Por tanto no posee la sensibilidad musical que tendría un director de orquesta humano para poner solución a las pérdidas de ritmo de los músicos así como interactuar con ellos mientras tocan la pieza.

A pesar de eso, el reto de dirigir una obra en directo (fue “El hombre de la Mancha”) se vio cumplido.

Fuente El Mundo